lunes, 14 de diciembre de 2009

Hijo de la soledad

Esta entrada le correspondería hacerla a Llina, pero si esperamos por él... xD

Con el corazón vacío, camino hacia el olvido
con el que me atravesaste, ya solo siento frío.
Hoy me baño en la lluvia, hijo de la soledad,
con mil sueños en mi rostro que jamás se cumplirán.

Te di mi confianza y solo recibí
engaño y desdicha, mentiras sin fin.
Te di mi calor y solo encontré
tu sucio desprecio y deseo de morir.

Mi alma esta herida, sedienta de pasión.
Mis ojos ahora ciegos, ardiendo de dolor.
Grises son los días, oscuras mis sonrisas.
Mi vida ya no vale, tan solo es polvo y aire.

Y ahora que estoy solo, al fin puedo ver.
todo lo que me aguarda, comienzo a caminar
Pues todo es ahora fácil, me lo mostraste tú,
aunque estuviste ciega, yo pude ver la luz...


Esto comenzó cuando escribí una intro de guitarras acústicas y bajo que en el momento me cautivó bastante. Muy emocionado se la hice llegar a Llina y él se puso inmediatamente a trabajar en una letra. Acordamos que después de la intro vendría una parte dura, guitarras distorsionadas y riffs lentos y pesados... así que hice dos versiones para la música: Una con la típica escala "egipcia" u "oriental" (menor armónica) y la otra con un viejo riff reciclado de hacía algún tiempo.
Cuajó mucho mejor la segunda y a partir de ella se escribió el resto de la canción.
El solo fue improvisado por Kuri en un ensayo aunque la idea de meter un acelerón fue (creo recordar) de Víctor.

Existía una versión original del solo mucho más épica (la primera vez que se improvisó), pero no se grabó y cayó en el olvido.

3 chillidos de búho:

Enialis dijo...

Tampoco me dijiste nada, capullo :p

Selina dijo...

La letra me encanta

Nirei dijo...

Llina: Eres miembro del blog, ¿tengo que avisarte para que hagas entradas sobre canciones o sobre lo que tú quieras? xD

Selina: Gracias en nombre de Llina, se que te las daría el mismo pero seguro que no lee esto. xD

Publicar un comentario